top of page
  • AVENUE ILLUSTRATED

El placer del bocadillo

Madrid está lleno de lugares para ver los atardeceres, de tiendas de ropa, de centros comerciales que visitar, y además, de los mejores sitios para comer. Juegan ahí un rol clave los bocadillos de calamares, exquisito manjar que puede acompañar la semana de San Isidro y alguno de sus planes más castizos, Aunque bien conoces La Campana o El Brillante, hay vida -y placer- más allá de ellos-

Por todo ello, y por si vienes a la capital -o si ya estás aquí, ambas valen-, lo que no te puedes perder es este buen bocata. Aquí te presentamos varios de ellos para que los disfrutes tanto como lo hace tu paladar.

TerZio

La carta del hermano pequeño de TreZe ofrece una propuesta informal en formato barra donde disfrutar de bocados muy sabrosos, divertidos y con la mejor fusión de ingredientes. El local lleno de neones, con platos icónicos de la cocina madrileña, como la ensaladilla, la oreja o las croquetas, combina con las fotos más castizas del Madrid de antaño.

Terzio, tradición y modernidad, está dispuesto para que la compañía y la comida prioricen a un ya de por sí estupendo espacio que acoge con gusto cualquier afterwork, primera cita o la celebración de ese ascenso que ya vislumbras. Su especial bocadillo no necesita excusa para disfrutarlo, con la opción de su brioche con chipirones crujientes cocinados a un fuego bajo, acompañado de alioli negro y mahonesa de lima hecha a mano.



Robuchon

Robuchon Madrid, presenta una original versión en pan brioche, que cubre unos calamares rebozados siguiendo la antigua receta madrileña, más suave y menos graso. El plato se termina con mayonesa de cebollino y espeleta, aportando un punch de sabor.

Su propuesta se puede disfrutar en L'Ambassade, el concepto bistró e informal creado exclusivamente para Robuchon Madrid, así como en la espectacular terraza que el restaurante tiene en el bulevar del Paseo de la Castellana.



Neotaberna Santerra

La propuesta gastronómica del chef Miguel Carrero y su base en los clásicos madrileñosde toque foráneo, hace viajar al comensal desde la ciudad más castiza. NeotabernaSanterraacumula platos de éxito, como sus croquetas o los torreznos, pero llega ya su bocadillo de calamaresllamado "Rejos chillypeppers". Lo sirven en pan brioche, esponjoso y blandito, y en lugar de calamar recurren a los rejos, bien fritos y crujientes a los que ponen el contrapunto con hierbabuena y una sabrosa mayonesa.


Comments


bottom of page