top of page
  • AVENUE ILLUSTRATED

SPORTY (BUT) ELEGANT 



Tras la pandemia son múltiples las teorías que apuntan a que nos hemos acomodado a la hora de vestir. Y aunque eso de ir en kitten heels al trabajo es algo que definitivamente quedó en el 2019 (absténganse corporate girls), aquí nos inclinamos por la teoría de que nos estamos redescubriendo como sector, y esto, lejos de hablar de innovar, nos habla de hacer retrospectiva, de darle una segunda oportunidad a aquellas tendencias que quizás no funcionaron años atrás, o simplemente, de hacer de lo que nos gusta llevar, “una tendencia”.  

 

Ahora reservamos esos tacones bajos para ir a tomar vino y quesos un martes por la noche, y los blazers y trajes para ir de compras. Pero entonces, ¿cómo nos vestimos en el día a día? La respuesta a esta pregunta requeriría de una ingente cantidad de artículos de tendencias, pero empezaremos, hoy mismo, hablando de la tendencia “sporty glam”. 

 

Cabeceras como Elle, Glamour o Vogue ya nos hablaban de esto en 2014, por lo que no es nada nuevo, aunque nunca antes lo habíamos visto igual (esta es la magia de los ciclos de la moda). Si eres de l@s que post pandemia desea cada día salir de casa en pijama, entonces esta tendencia puede interesarte.  

 

Venimos escuchando que la comodidad y el estilo “no se negocian” y no podemos estar más de acuerdo, así que atent@, porque para unirte a esta tendencia solo tendrás que arrasar en el armario del chico más cercano que tengas. Empieza por esos pantalones anchos Adidas con las tres rayas hasta los pies, y dale duro para combinarlos con el top blanco de tirantes más básico que tengas. Por supuesto, con tu mejor clean look, gafas de sol y complementos favoritos. Las opciones de zapatos para este tipo de look van desde unas “cowboy” de tacón hasta unas bailarinas, solo deja volar tu imaginación. 

 

Sigue por esas camisetas con inclinaciones futbolísticas pero que no son equipaciones al uso (con que tengan el nombre de un país y su bandera nos funcionará a la perfección). Añadirás unas bermudas vaqueras o blancas y evidentemente unas Samba clásicas. Si te atreves, ve con todo y hazte también con las prendas de las equipaciones para combinarlas y lograr así un auténtico “Sporty coquette look”. Añade una faldita de encaje y unas sandalias de tacón.  

 

La clave de que esta tendencia (y casi todas) salga realmente bien, está en los complementos y el pelo. Y es que una parte no funciona sin la otra. ¿Te atreves a probar? 




 




 




Commenti


bottom of page