top of page
  • AVENUE ILLUSTRATED

A la vanguardia de la excelencia



Hace unos meses tuvimos la oportunidad de visitar la fábrica de Silhouette en Linz, el corazón de Austria. Epicentro de creatividad y precisión técnica, y el lugar donde sucede la auténtica magia que rodea a la creación de sus gafas desde el año 1964. Pioneros en la industria óptica y líderes en Europa, la firma ha mantenido un compromiso inquebrantable con la excelencia desde el comienzo de sus días, concebida y puesta en marcha por Arnold y Anneliese Schmied. 

 

Desde su fundación la compañía se ha situado a la vanguardia del diseño y la tecnología dentro del mundo de las gafas. Manteniendo un enfoque equilibrado hacia la perfección, entre la búsqueda de la máxima calidad y el minimalismo estético, han logrado crear los más altos estándares y hacerse con un gran reconocimiento a nivel global. A día de hoy, el crecimiento ha sido tal que exportan a más de 100 países y sus gafas han sido utilizadas en más de 70 misiones espaciales. Acompañaron a músicos de la Orquesta Filarmónica de Viena en giras internacionales y se han convertido en las preferidas por numerosas celebridades del mundo del entretenimiento, los negocios y la política. 

 

Corría el año 2012 cuando Roland Keplinger se unía al equipo de la firma como Director de Diseño. Actor principal en el desarrollo de modelos innovadores y con una amplia carrera en la creación y diseño de instrumentos de alta precisión, resulta la persona ideal para tomar el control y cuidado de la larga cadena de meticulosos procesos que resultan en una Silhouette. 

 

En 1999 la firma daba un giro revolucionario al mercado con la introducción del afamado modelo Titan Minimal Art, caracterizado por la ausencia de tornillos o bisagras y un peso extraordinariamente ligero de tan solo 1,8 gramos. Desde 2017 no han cesado los pasos adelante, produciendo sus propias lentes para las monturas Silhouette, asegurando así la completa calidad que distingue a la marca. 


Durante nuestra visita tuvimos el placer de conocer parte del proceso de diseño, creación y fabricación, un proceso digno de todo el reconocimiento tenido y por tener. Pudimos conocer datos tan irrefutables como que cada gafa Silhouette es el resultado de un 80% de trabajo artesanal, valor que refleja a la perfección su compromiso con la calidad y la atención al detalle.  


También que se requieren 264 pasos de producción meticulosamente coordinados para fabricar una sola gafa al aire -destacando el nivel de precisión involucrado en cada etapa del proceso-, o que el equipo de diseñadores de Silhouette genera aproximadamente 3.000 diseños de gafas al año, demostrando una creatividad inigualable. Esta dedicación a la excelencia en el diseño se ve, además, respaldada por 50 patentes que subrayan la firmeza de la marca en el ámbito de la innovación. Un total de 101 premios internacionales avalan su posición en el área del diseño.  


En cuanto a los materiales utilizados, conocimos que sus modelos ultraligeros son posibles por el empleo de dos principalmente: titanio y SPX®+. El titanio de alta tecnología, conocido por su resistencia y elasticidad superiores, permite crear un diseño minimalista sin comprometer la estabilidad, mientras que el SPX®+ (desarrollado exclusivamente por Silhouette), ofrece una versatilidad excepcional en términos de forma, color y funcionalidad. Bajo tonos brillantes y duraderos, es más firme, más elástico y más ligero que el acetato, lo que lo convierte en una opción ideal para aquellos que buscan comodidad y estilo para su mirada.




Comentarios


bottom of page