CONTÁCTANOS

PLAZA DE LA INDEPENDENCIA 10, 2D

MADRID, ESPAÑA 28001

  • Avenue Illustrated
  • Avenue Illustrated
  • Avenue Illustrated
  • Avenue Illustrated
Logo-avenue-illustrated-revista-blanco.p
Buscar

QUALITAS FOOD


SANDRA SEGIMÓN & NATACHA APOLINARIO - FUNDADORAS SUSHITA

EL GRUPO SUSHITA NACE EN EL AÑO 1999, SIENDO SANDRA SEGIMÓN Y NATACHA APOLINARIO LAS PIONERAS EN LA ELABORACIÓN DE SUSHI EN ESPAÑA. CUENTAN CON UN SÉQUITO DE SEGUIDORES FIELES CADA VEZ MÁS NUMEROSO CON LA PASIÓN POR LA COMIDA JAPONESA COMO BANDERA. UN ESFUERZO Y UNA MIRADA A ASIA QUE LES HA LLEVADO A LA APERTURA DE SU NUEVO RESTAURANTE MONSIEUR SUSHITA. UNA HISTORIA DE AMOR ENTRE GASTRONOMÍA Y DECORACIÓN, DE INFLUENCIAS JAPO-FRANCESAS Y AIRES MARROQUÍES CON LAS QUE ESTE PAR DE EMPRENDEDORAS HAN VUELTO A CONQUISTAR.


¿Dónde surge el nombre de Sushita?

Se nos ocurre en un viaje que hicimos juntas a México. Teníamos la idea de crear un negocio de venta de sushi en bandejas y escogimos un juego de palabras, un nombre claro, pegadizo, que destacara que éramos mujeres y que reflejara y dijera algo de la empresa que íbamos a crear.


¿Cómo fue la experiencia de ser la primera empresa española en la elaboración de sushi?

Fue algo muy innovador que dejo a la gente asombrada. Hubo que hacer muchas degustaciones para encontrar y exhibir la gran calidad del producto; muchas conferencias para explicar a la gente qué era la comida japonesa, pues era un poco elitista y solo las personas que habían viajado mucho, la comprendían. Nos costó mucho que el público entendiera lo sano que era, cómo era la elaboración, sus ventajas y, sobretodo, romper la barrera del rechazo al pescado crudo. Incluso algunas bandejas las hacíamos con un punto de ahumado suave para obtener una mayor aceptación en el mercado.


Después de haber importado la moda de la comida japonesa, existe ya un amplio mercado y competencia. ¿Qué aporta Sushita para diferenciarse?

Aporta la experiencia más larga en el mercado español de sushi. Fuimos los primeros en desarrollar el producto, en enfrentarnos a dificultades como sucede cuando transportas un producto muy delicado en un breve periodo de tiempo con una logística anticuada y un cocinado muy corto. Hemos destacado como una empresa que siempre ha cuidado la calidad, las materias primas, el servicio impecable…. Creo que nos diferencia nuestra preocupación por el trato con el cliente final, explicar qué comen y porqué hay que comerlo.

Respecto a los platos, todo lo hemos tratado con mucho mimo, tenemos mucho dinamismo e innovación incorporando novedades. Para ello viajamos constantemente en pro de reinventar la cocina japonesa y estamos al tanto de todas las últimas tendencias, sin olvidar la vivencia de visitar nuestros locales, donde realmente te transportas a otro país. Por esto nos recorremos el mundo para buscar la decoración y la comida, conceptos ambos que van unidos para desarrollar la experiencia final.


¿Cómo son las nuevas bandejas? ¿Qué papel tiene la comida healthy en esta novedad?

Creamos constantemente nuevas bandejas. Los restaurantes nos permiten contactar con el cliente y conocer sus gustos y preferencias, lo que trasladamos a las creaciones. Así sacamos líneas de pokes, de woks, productos ultra congelados de sushis enfocados a las grandes cadenas hoteleras... Damos una solución integral a la moda de las noches japonesas en los restaurantes.

En cuanto a la salud, somos personas especialmente preocupadas desde siempre, muy inquietas. Tenemos una máquina de agua alcalina en nuestros restaurantes, todas las pastas están elaboradas con harinas orgánicas como la de espelta, la elaboramos y la trasladamos, metemos ingredientes orgánicos… Nos preocupamos por saber quién es el productor y cómo se produce. La mejor prueba de la calidad y la salud es que nosotras comemos y cenamos casi todos los días en Sushita. Nada puede fallar.


Ya son cinco los restaurantes que han creado y todos son únicos. ¿Qué temática sigue cada uno?

Sushita Café es un concepto sencillo. Fue nuestro primer paso en el mundo de la restauración. Se añadió “café” porque queríamos que fuera un sitio de encuentro y no un típico japonés; queríamos hacer sentir a la gente a gusto y que no solo comieran el sushi estricto. Ofrecemos postres –algo atípico de pedirse en un restaurante japonés-, tenemos pastel de zanahoria, tarta de queso, macarón con helado... También acude gente más joven porque el ticket medio es un pelín más económico. Aunque hay una parte de la carta que es igual en todos los restaurantes, también existe otra más personalizada para cada uno.

Madame Sushita marcó el cambio y se convirtió en algo más único con un punto teatral. Está inspirado en el arte japonés de mil ochocientos, una mezcla de cultura francesa y japonesa, con piezas únicas que trajimos de París. Monsieur Sushita se inspira en el mundo marroquí, especialmente en Marrakech. Para crear estos locales realizamos un proyecto de inmersión en el que nos metemos en la cultura durante un tiempo. Utilizamos la intuición que siempre acabó dando como resultado algo sobresaliente.


De sus viajes adquieren ideas para los platos. ¿Cuál será el próximo destino? ¿Habrá expansión al extranjero?

El efecto sorpresa es imprescindible para nuestros proyectos. Adelantamos que será totalmente distinto a todo lo anterior, siempre manteniendo la base japonesa. En un futuro nos haría mucha ilusión dar el salto al extranjero pues consideramos que tenemos un concepto muy versátil, con una personalidad que encajaría en cualquier lugar del mundo. Continuaremos creciendo en España pero cuando tengamos al equipo preparado, nos haría mucha ilusión hacerlo. Las cosas, a base de trabajo, se acaban consiguiendo siempre.


¿Han notado un cambio en cuanto al trato en el mercado desde que empezaron hasta ahora?

Al principio abríamos mercado, con las dificultades que eso supone, creando un consumo que todavía no existía. Pero ahora es una comida de moda asociada a salud, y los climas cálidos son favorables para el consumo de comida japonesa. En España tenemos pescados maravillosos incluso exportamos el atún a Japón. Fuimos los primeros y lo pasamos muy mal pero, ahora remamos con el viento a favor. Existe mucha competencia y eso es bueno, pues nos hace ponernos las pilas y seguir innovando, evitando caer en la monotonía.


¿Hacia dónde va dirigido el futuro de Sushita?

La idea es seguir creciendo en todas nuestras facetas. Crecer en España y también seguir desarrollando la venta de bandejas a cadenas hoteleras extranjeras y sacando nuevos formatos para supermercados.