top of page
  • AVENUE ILLUSTRATED

HIGH ATMOSPHERE


Concebido para disfrutar tanto de las actividades de montaña y de nieve, como de la cultura, arquitectura y gastronomía local del maravilloso valle, hay ciento cuarenta y una habitaciones diseñadas para el disfrute de familias o grupos de amigos con una capacidad máxima de cinco personas. Bien sean Dúplex, Suites, Junior Suites o habitaciones, todas tienen una cuidada decoración, inspirada en la alta montaña y vistas al valle o la montaña.


En la propuesta gastronómica de MIM Baqueira el producto local es el protagonista. De los fogones de sus cocinas salen platos típicos de la cocina aranesa y otros más internacionales, adaptados todos ellos a las diferentes horas del día o espacios -sus diferentes bares o el restaurante del hotel- en que son solicitados. Y es que la carta nunca es la misma, sino que varía teniendo especial protagonismo la propuesta de après-ski del Snack Bar Bajo Cero.


La siguientes “estación” de la ruta del relax es en el MIM Spa, con un completo circuito de hidroterapia, piscina cubierta, jacuzzi exterior climatizado y Spa con una variada carta de tratamientos. Creados para alcanzar la máxima relajación y desconexión tras una jornada de esquí, trabajan con firmas veganas, orgánicas y naturales, muy en coherencia con la filosofía de sostenibilidad que identifica a todos los miembros MIM.


Una propuesta para un cliente de alta montaña -también tienen servicios de guías y alquiler de material de esquí- que no duda en acudir aquí para su descanso en contacto con los deportes de invierno. La calidad de las instalaciones -muchos clientes mantienen aquí su agenda laboral y trasladan sus reuniones de negocios a las salas de del hotel- y la excelencia de servicio, sin olvidar el compromiso con el medio ambiente, son las apuestas de este “lujo de altura”.

.


Comentarios


bottom of page