top of page
  • AVENUE ILLUSTRATED

ESTA ES TU RICA HERENCIA. ¿LA ACEPTAS?



IMAGINA UNA HERENCIA QUE TE VA A DAR LA MEJOR LONGEVIDAD. UN LEGADO QUE TE VA A AYUDAR A SENTIRTE Y VERTE MEJOR POR MUCHOS AÑOS, TODO DE LA MANO DE LA NATURALEZA. ¿DIRÍAS QUE NO? ES JUSTO ESTA LA HISTORIA DE OMOROVICZA, UNA DE LAS FIRMAS DE BELLEZA MÁS PRESTIGIOSAS Y LUJOSAS DEL MUNDO.

EN ELLA EL PROTAGONISMO ES DE UNOS INGREDIENTES NATURALES QUE, COMBINADOS CON LA INNOVACIÓN CIENTÍFICA Y LA HERENCIA DE SUS FUNDADORES, STEPHEN Y MARGARET DE HEINRICH DE OMOROVICZA, HAN DADO LUGAR A UNA MARCA QUE TIENES QUE CONOCER MÁS Y MEJOR.

Hace muchos años, Margaret, una estadounidense que llegó a Budapest por motivos totalmente ajenos al mundo de la belleza (ocupando un puesto de trabajo diplomático), descubre la majestuosa ciudad con sus afamados y sorprendentes spas curativos. Distribuidos por toda la región, ricos en aguas repletas de minerales como el calcio y el magnesio, ahora todo el mundo sabe que los spas son altamente beneficiosos para la salud. ¿Y por aquel entonces? Sigamos…

Los baños termales siempre han formado parte de la cultura de la ciudad húngara, y su esposo Stephen se encargaba de enseñarle todo acerca de estas aguas curativas, mostrándole los más sorprendentes spas y lagos termales donde el cálido vapor lograba relajar y calmar el cuerpo y la mente. Nada nuevo: todo fue hallado hace dos mil años por los romanos, cuando descubrieron que gracias a ellas los soldados lograban sanar las heridas provocadas por los combates (en esta región del planeta la corteza terrestre es más delgada, por lo que el agua es capaz de absorber una mayor carga de minerales beneficiosos).




La familia de Stephen, dueña de uno de estos spas (su familia había construido el famoso Spa Rácz en el siglo XIX) había donado el suyo propio al pueblo húngaro. Por “fortuna”, en aquel momento, Margaret sufría problemas de acné en su rostro, y tras disfrutar de varios baños en estas aguas pudo experimentar en primera persona como poco a poco su piel mejoraba drásticamente.

Realmente sorprendida por su poder sanador, decide compartir con el resto del mundo sus beneficios, por lo que se asocia con el mejor laboratorio de dermatología -ganador de un Premio Nobel por descubrir la vitamina C-, y juntos desarrollan y patentan un proceso para aprovechar estos minerales mágicos vitales haciéndolos más antiinflamatorios, más potentes contra el envejecimiento y más biodisponibles para la piel: es el concentrado curativo “Healing Concéntrate”, corazón de todos los productos de la firma.



Combinado con estos minerales, usan otros activos naturales como el purificador barro Moor húngaro, el oro antinflamatorio o los péptidos dentro de diamantes reales. Sus productos son de culto y tienen fama mundial gracias a su efecto anti-edad y sus propiedades para mejorar el aspecto de la piel. Entre los más icónicos está “Queen Of Hungary Evening Mist”, una bruma facial con aroma a neroli y rosas, refrescante, purificante e hidratante, para cuya creación se inspiraron en el Agua de la Reina de Hungría, el primer perfume registrado en el mundo, formulado para esta reina en el siglo XIV; “Thermal Cleansing Balm”, el famoso y premiado bálsamo purificante, desmaquillador y limpiador con aroma a azahar que aprovecha el poder del lodo del lago Héviz húngaro, rico en carbonatos de calcio y magnesio, ácidos húmicos y fúlvicos; “Cleansing Foam”, su delicada espuma limpiadora en tonalidad azul que trabaja para purificar, desintoxicar y regular la producción de sebo mientras refresca la piel, formulada con un complejo patentado a base de aguas termales curativas, gluconato de cobre -de ahí su color azul bebé- y pectina de manzana para proporcionar hidratación duradera y mejorar la flexibilidad.

Entre las cremas, “Rejuvenating Night Cream”, con manteca que nutre e hidrata la piel durante el sueño. Contiene péptidos de avellana para reafirmar y rellenar minimizando la apariencia de las líneas de expresión; aceite de zanahoria, rico en provitamina A para potenciar la producción de colágeno; aceite de semilla de ciruela para devolver la flexibilidad y proporcionar una defensa antioxidante contra el daño de los radicales libres; así como pectina de manzana. También está “Silver Skin Saviour”, la mascarilla, perfecta para pieles con imperfecciones y marcas. Resaltan en ella sus propiedades antibacterianas, curativas y aclaradoras de la piel, además de ayudar a controlar la producción de sebo. Los ácidos salicílico y glicólico ayudan a desobstruir los poros para revelar una piel más luminosa, suave y saludable.



Ahora, en su exitoso avance, Omorovicza continúa la historia de la Reina de Hungría con una esencia suave, formulada para calmar la piel y deleitar los sentidos, a la vez que potencia la eficacia de toda la rutina de cuidados. Extrayendo la fuerza de sus ingredientes de la naturaleza, “Queen Essence” combina el poder de hidratación del hongo de nieve con la respuesta antioxidante y antipolución de las células madre del tomate. En la piel van a reproducir la capacidad de las plantas para protegerse de la toxicidad de los metales pesados presentes en el medio ambiente, ayudando a reforzar y preservar la barrera cutánea y protegiendo el tejido del envejecimiento prematuro. El poder repulpante del ácido hialurónico actúa como un depósito de agua que atrae y retiene la humedad en un producto que, aplicado sobre la piel limpia, revela una esencia de delicado aroma a rosas que se desliza para activar la absorción óptima de los activos de sueros y cremas hidratantes. Una “bella” historia, sin duda.




bottom of page