top of page
  • AVENUE ILLUSTRATED

Con tres vuelcos

El COCIDO. Con MAYÚSCULAS. Un plato castizo, mil veces versionado, que no deja de rendir pleitesía al buen comer. Y es que no todos los cocidos son iguales, aunque sí tienen dos elementos comunes en cualquier receta a la que se vinculen: amor y tiempo. A fuego lento, como se hace todo lo bueno en esta vida, se añaden sus carnes, embutidos, verduras, patatas, zanahorias y legumbres, para alumbrar uno de los platos más populares de nuestra gastronomía. Para celebrarlo, el 27 de febrero se celebra el Día Internacional del Cocido. ¡Buen provecho!

PETRAMORA En Galicia, febrero significa dos cosas: Entroido (carnaval) y cocido. Un dúo inseparableque, en Lalín, Pontevedra, encuentra una razón más de la que presumir. La Feria del Cocido de Lalín tiene lugar, desde 1969, el domingo anterior al Entroido y allíPetramora ofrece la oportunidad de llevar la fiesta a casa. Nosotros recomendamos escoger el del restaurante La Molinera, uno de los más representativos de este precioso pueblo, con un pack a domicilio preparado en la propia cocina del restaurante que presenta su caldo y fideos (para la sopa), garbanzos, chorizo de carne y de cebolla, grelos, patatas, cacheira, lacón, gallina, ternera, espinazo, pata, rabo, costilla, panceta y lengua. Ojo que hay postre: es elqueixo da Josefa (leche cruda de vaca) y membrillo. No podía ser otro. https://petramora.com/


CASA ORELLANA Resguardarse del frío para disfrutar de este cocido completo. Ahora que dicen que asoma temporal, la sede de Casa Orellana en el barrio de Chamartín juega con la tradición y lo cañí cada jueves. El clásico se sirve bajo los cánones tradicionales, con las mejores materias primas y las carnes cocidas sin prisa el día anterior. Su exquisito caldo incluye sus deliciosas carnes, entre ellas su tuétano asado a la brasa, verduras y hortalizas, garbanzos de Segovia, piparras y el ya icónico mollete de "pringá". A tope. https://casaorellana.com/


BARCELÓ IMAGINE

Con una interpretación del clásico plato típico madrileño llega este hotel. Es la versión más sana que se conoce, sin producto de origen animal, y responde al nombre de“Vegan Cocido Madrileño”. El menú consta de las clásicas croquetas de cocido vegano y una selección de encurtidos de la tierra, al que siguen los clásicos vuelcos: el primero, con un sopamen vegano con fideos de trigo sarraceno; el segundo, de verduras –nabo daikon, calabaza, zanahoria, patata y la col asiática pakchoi– rehogadas con aceite de ajo y pimentón, servidas junto con garbanzos lechosos, morcilla de calabaza, chorizo vegetal y buñuelos de la abuela. Como colofón un homenaje a los fanáticos del chocolate, que son muchos: tarta de chocolate vegana y helado de vainilla. www.barcelo.com/es-es/barcelo-imagine

Comments


bottom of page