top of page
  • AVENUE ILLUSTRATED

Recuerdo desbloqueado



Si eres un fanático de los dulces ya conocerás Umikobake. Este templo al que se debe peregrinar, es el proyecto japo fusión de los chefs Juan Alcaide y Pablo Álvaro y el pastelero Alejandro García. En sus vitrinas, como si se tratara de una joyería, increíbles y gustosas propuestas que se han convertido en auténticos objetos de deseo gracias a una combinación única de cocina japonesa con la pastelería europea, especialmente la francesa.

Es así como consideran y tratan cada una de sus creaciones.

Este verano proponen enfrentarse a las altas temperaturas con los Kakigori, los helados tradicionales de Japón por excelencia cuya textura está a medio camino entre el hielo picado y el sorbete laminado. Disponible en varios sabores -desde el té matcha con leche condensada y dango; Pantera Rosa, con ruibarbo, fresas, leche condensada y lima, y terminado con dulce de leche, nubes de nata y crispies de frambuesa; o Drácula, elaborado con sirope de frambuesa, cola, chantilly de vainilla y frambuesas frescas- no te puedes conformar con llevarte solo esto a la boca. Por eso pide sus mochis, el umisan o cualquiera de sus tartas. O mejor, pide un poco de todo. Muy recomendable.

bottom of page