top of page
  • AVENUE ILLUSTRATED

¿Cómo de escandinava eres?


A estas alturas no es novedad para nadie que los armarios de chicas y chicos escandinavos griten comodidad, paleta neutral y minimalismo. Hoy venimos a contarte en profundidad todo sobre este estilo de vestir; una forma de expresión que ha logrado en tiempo récord cautivar a todo el mundo y hacerse hueco incluso en los armarios de las ciudades más calurosas del planeta.


Tras haber arrasado en redes como Pinterest o TikTok con audios como “how to dress like a scandinavian girl” podemos atrevernos a etiquetarla como “macrotendencia”. Desde la mundialmente seguida Matilda Djerf, pasando por Jeanette Madsen o la mismísima Emma Chamberlain, la lista de influencers, celebridades y fashionistas -no necesariamente escandinavas- que adoptan esta forma de vestir se hace cada vez mayor. Desde AVENUE ILLUSTRATED estamos seguros de que tras leer esto, serás una integrante más.

Algunos de los puntos claves para entender esta tendencia son: 1. Minimalismo, se distingue por su enfoque en la simplicidad y la atemporalidad. Las prendas suelen ser limpias y despojadas de adornos innecesarios, y los colores neutros como el blanco, el negro, el gris y el beige son predominantes, lo que permite una gran versatilidad en la combinación de prendas. 2. Funcionalidad. Se inspira en el diseño de prendas que son prácticas y cómodas. Esto es especialmente importante dado el clima nórdico. 3. Calidad. Este es un principio fundamental en la moda escandinava: las prendas suelen estar hechas de materiales duraderos y de alta calidad. 4. Sostenibilidad. La sostenibilidad también es un enfoque común en la región, lo que se traduce en la preferencia por materiales sostenibles y prácticas éticas en la industria.

Teniendo en mente estos tres principios, construir nuestro propio look scandi será solo cuestión de dominar el layering. Solo necesitas un buen, cómodo y neutro fondo de armario; una bufanda muy chunky; tus UGG favoritas; una gran tote bag; alguna pinza de pelo; y, si me apuras, unos cascos de música. Para empezar a construir tu fondo de armario te recomendamos como base unos denim de calidad rectos y unas mallas campana negras o grises. Subiendo, indispensable un cárdigan o un jersey en un tono crudo o gris que tenga múltiples combinaciones. De vuelta abajo, para los pies, el tipo de zapato más cómodo y calentito que prefieras… pues el resultado lo definirán tus accesorios y esa tote bag en la que poder cargar con todos tus musts del día a día.


 



 


Comments


bottom of page