top of page
  • AVENUE ILLUSTRATED

Así empieza la historia de éxito de una ¿bailarina?


Comenzaba ofreciendo sus servicios de belleza desde su vivienda y más tarde abría su primer instituto en el céntrico boulevard de la calle Chateaubriand de París. Se trata de Maria Galland, quien siempre ha mantenido el foco y el objetivo en proteger la piel y luchar de forma visible y eficaz contra los signos del envejecimiento. Su concepto de cuidado se centraba en dos componentes que siguen siendo los pilares de la marca hasta el día de hoy: los tratamientos en un ambiente de calidez y tranquilidad, y la utilización de métodos y productos innovadores que reflejan el espíritu de la época.


Todo bajo la visión de que cada mujer tiene una energía interior que la hace bella, su “énergie de beauté”, una belleza sin edad que puede potenciarse con el cuidado de la piel adaptado a las necesidades individuales, una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable. Este enfoque, muy utilizado hoy en día, fue revolucionario en los años sesenta estableciendo estándares del todo novedosos en la industria de la belleza. Es por ello que la marca puede mirar atrás y contar una historia de éxito de sesenta años.

Pero esta historia tiene un relato digno de conocer. Apasionada bailarina con la belleza y la moda en el centro de todo, la fundadora y alma máter de Maria Galland Paris empezaba a interesarse por el cuidado de la piel al ver a su madre, su "modelo de vida”, preocupada por los signos del paso del tiempo. Es a partir de ese momento cuando se propone devolverle la sonrisa, dedicándose a descubrir los secretos de una piel bella y sana. Así pronto descubre que todo surgía de la energía y la belleza interior de cada mujer en cada etapa de su vida.

Sofisticada y elegante, era nombrada Miss París en mil novecientos sesenta. Su año de nacimiento fue un secreto bien guardado, pero su dedicación a la belleza y al cuidado de la piel corrían por otro camino: quiso que la investigación y la experiencia médica revolucionaran la imagen puramente ornamental de la cosmética clásica. Desde el principio, sus tratamientos cosméticos se basaron en los últimos descubrimientos en dermatología. Como pionera en el campo de la cosmética profesional entendió que la clave de una belleza sin edad era el equilibrio entre el bienestar físico y el mental, una visión tan sencilla como compleja. “Belleza significa sentirse bien en la piel, sea cual sea la edad”, por lo que nunca es demasiado tarde para empezar a cuidarla. Lo único importante es que el tratamiento se adapte a las necesidades específicas de cada mujer.

Al principio, Maria Galland recibía a sus clientes en su piso de París, pero el aumento de las visitas le permitió inaugurar su primer Instituto en la ciudad La eficacia de sus productos y tratamientos se difundía con rapidez, incluso más allá de las fronteras francesas. Desde ahí hasta la actualidad, cuando estos se encuentran en más de diez mil institutos, hoteles y SPAs de más de cincuenta países.

El primer logro de Madame Maria Galland se producía al principio de su carrera con el lanzamiento de la “5 Crème Régénératrice”, una crema de noche regeneradora y fortificante -homenaje a Coco Chanel y a su icónica fragancia Chanel N°5, de ahí el nombre- que alcanzaría rápidamente una gran fama mundial. Sus efectos lograron ayudar a la piel a recuperar suavidad y elasticidad durante la noche.

Otro producto a destacar es la “2 Masque Souple”. Se trara de una mascarilla en crema de limpieza profunda con extractos naturales de arcilla (caolín), hiedra y fresa, que empiezan a actuar inmediatamente después de su aplicación. La mascarilla absorbe los residuos, estimula las funciones naturales de la piel y logra un rostro radiante al instante.

La investigación dermatológica, su mayor interés, junto a una práctica de cuidados de la piel meticulosamente coordinados, con el poder del tacto, la energía kinética y los movimientos de las manos dirigidos, condujeron a la creación de su tratamiento antienvejecimiento característico, el “Méthode Mosaïque Modelante”. Las técnicas manuales de lifting y modelado de este tratamiento siguen siendo hoy en día un ejemplo de su maestría, considerándose una referencia para el sector profesional.

No conviene olvidar los principios que inspiraron su método de belleza: revelar la energía interior a través del tacto, el movimiento y las “Manos de Oro” de sus esteticistas; la precisión de los tratamientos cien por cien manuales, elegantes y personalizados para estimular de manera natural la regeneración de la piel con productos innovadores; y, por último, una armonía basada en un estilo de vida equilibrado.

El concepto holístico de la belleza de María Galland se basa en la creencia de que solo se puede conseguir una piel joven cuando el cuerpo y la mente están en armonía, por lo que el cuidado del cuerpo es la acción más importante de cualquier ritual de belleza. Su línea de cuidado corporal “Source d’Énergie” lleva desde mil novecientos ochenta y cinco en constante evolución, basada en una innovadora tecnología, en exclusivos ingredientes activos y relajantes fragancias que dejan el cuerpo y la mente con una gran sensación de bienestar.

Otras líneas de belleza la llevan a destacar esta frase: “los cosméticos decorativos nos permiten transformar nuestro aspecto y probar diferentes looks”. “Le Maquillage” cumple esta función, sin olvidar que al mismo tiempo se encargan de cuidar la piel. Todos los productos de la línea, desde la base de maquillaje y el colorete hasta los productos para ojos y labios, no sólo aportan el factor sorpresa, sino que también miman la piel con ingredientes activos creando una mezcla armoniosa de cuidado y maquillaje.

Su línea de lujo, ”Mille”, representa un logro muy especial para esta cosmetóloga, ya que ofrece potentes elixires para preservar una luminosidad juvenil. Sus ingredientes activos estimulan la piel y proporcionan todo el espectro de propiedades antiedad: regeneración, firmeza, elasticidad y reducción de arrugas. En este trabajo no se olvida del sol, aliado que a veces torna en enemigo. Responsable de alegrar nuestra vida, también pasa factura a la piel. Por eso la protección solar es una parte vital de la rutina de cuidado.

Su línea “Soin Solaire” ofrece la protección adecuada contra las radiaciones UVA y UVB para diferentes tipos de piel. La novedad aquí viene de la mano de “Cellular'Sun”, una nueva generación de filtros con los que se consigue una protección óptima para cubrir todas las necesidades, de SPF 30 a 50+, incluso para pieles sensibles. Su esfuerzo se centra en corregir los signos visibles del fotoenvejecimiento con fórmulas enriquecidas con superfrutas (células madre de arándano rojo y bayas de goji) que ayudan a reducir las manchas de pigmentación causadas por los rayos solares, las arrugas y líneas de expresión, además de recuperar la flexibilidad y firmeza de la piel. No se olvida de respetar los fondos marinos y océanos, hitos que convierte en premisas gracias a su sistema de filtros aprobado por EcoSun Pass, utilizando criterios reconocidos internacionalmente.

Con el astro de por medio hay que hablar de la luminosidad, atributo que a su vez conduce a la colección de cuidados “Lumin’Éclat”. La particularidad de esta línea es su complejo de cuatro flores compuesto por prímula, violeta, eufrasia y extracto del árbol de la seda. Los flavonoides y polifenoles presentes en las fórmulas relajan la piel y la dejan luminosa. Por su parte, el lanzamiento de “Hydra’Global” lleva la rutina diaria de cuidado a un nivel nuevo, combinando hidratación y protección antienvejecimiento preventiva con cinco productos que restablecen el equilibrio y le dan un renovado impulso.

Cuando la regeneración celular se ralentiza y la piel produce menos ácido hialurónico, colágeno y elastina, empiezan a aparecer las primeras arrugas. Los ingredientes activos como los péptidos y la vitamina A pueden ayudar a retrasar su desarrollo y a reducir las existentes (los primeros estimulan la producción de colágeno, mientras que la vitamina suaviza las arrugas y las líneas finas). El ácido y los antioxidantes también forman parte de la rutina, ya que garantizan un equilibrio de hidratación saludable. La línea “Lift’Expert” proporciona una inyección concentrada de ingredientes activos: el vino de hielo estimula la actividad celular con péptidos y favorece la formación de colágeno y elastina; la goma de tara mejora la elasticidad y la firmeza; y el extracto de pino proporciona luminosidad y un tono de piel más uniforme.

Pero la firmeza también tiene nombre de “Activ’Age”, con los péptidos de la hoja de alcachofa aumentando la densidad de la piel y tripéptidos que aportan firmeza. La firma alerta: quienes deseen mejorar la firmeza de su piel deben suministrarle activos especiales para rellenarla a través de sus productos de cuidado.

La siguiente innovación viene de la mano de su gama de cuidados “Nutri‘Vital”, creada para ayudar a las pieles secas y apagadas con productos coordinados que nutren y regeneran a la vez que proporcionan una hidratación duradera. Son nueve, pensados alrededor de la icónica y primera crema creada por Madame Galland, la Nº5, listos para reactivar la función de barrera original de la piel, recuperar su confort y atenuar los signos de sequedad provocados por la falta de lípidos.




bottom of page