top of page
  • AVENUE ILLUSTRATED

“¿A que no sabes desde dónde te llamo?”

EL TRES DE ABRIL DE MIL NOVECIENTOS SETENTA Y TRES, MARTIN COOPER, ANTIGUO VICEPRESIDENTE Y DIRECTOR DE I+D DE MOTOROLA, PRONUNCIABA LAS PRIMERAS PALABRAS A TRAVÉS DE UN TELÉFONO MÓVIL EN LA SEXTA AVENIDA DE NUEVA YORK, LLAMANDO A SU COMPETIDOR DE LOS LABORATORIOS DE LA TELEFÓNICA AT&T, EL DR. JOEL S. ENGEL. ERA LA BIENVENIDA DEL MOTOROLA DYNATAC 8000X.


Cooper se dirigía a los asistentes a una rueda de prensa convocada en el Hotel Hilton de Manhattan, convocados ante el anuncio de la presentación del terminal, el primero que permitiría hablar por la calle. La llamada era posible gracias a la antena instalada por Motorola en la azotea del edificio Burlington, facilitando el que fue uno de los momentos más determinantes de la historia de la telefonía móvil.

Se trataba de un momento decisivo para la sociedad, pues los usuarios ya no tendrían que sentarse junto a un teléfono fijo para llamar, o en su defecto, a esperar a que les llamaran para asegurarse de que no perdían ninguna llamada. Ahora podían comunicarse con cualquier persona, en cualquier momento y desde cualquier lugar. "Cuando hice la primera llamada pública con un teléfono móvil portátil, sabía que era sólo el principio; que Motorola y la industria estaban iniciando una revolución en las comunicaciones personales", decía Martin Cooper.

Desde entonces ha habido un gran número de innovaciones significativas. Los primeros cincuenta años fueron sólo el preámbulo, ya que los avances no cesan, y Motorola se sigue manteniendo a la vanguardia de otras tecnologías, patentes e innovaciones revolucionarias que han contribuido a definir el mundo tal y como se conoce hoy. Por ello, y también gracias a ese primer paso, no cabe duda de que habrá muchos más progresos interesantes llamados a transformar la humanidad en el futuro.

Cierto es que los teléfonos “móviles” ya existían en cierta manera desde los años treinta, siempre dentro de coches: pesaban más de diez kilos y necesitaban estar conectados a la batería. Frente a ellos, el DynaTac que el equipo capitaneado por Martin Cooper había desarrollado en los laboratorios de Motorola, medía más de treinta centímetros de largo y apenas pesaba un kilo. Permitía hablar veinte minutos paseando tras diez horas de carga. No era sin embargo la duración de la batería un gran problema ya que, como recordaba el propio Cooper, “no había quien lo tuviese más tiempo agarrado”.

Pese a todo, este hito no fue seguido de la comercialización del teléfono móvil. En los años siguientes Motorola creó diferentes prototipos que fueron reduciendo su tamaño e incorporando nuevas funcionalidades, entre ellas, una pantalla LED. Hubo que esperar diez años después de su presentación, hasta mil novecientos ochenta y tres, para que por fin saliera a la venta a un precio de unos cuatro mil dólares de la época (el equivalente a más de diez mil dólares actuales), junto con la puesta en marcha de la primera red móvil que permitía usarlo para realizar y recibir llamadas.

Ya a principios de la década de los dos mil, Motorola presentó el RAZR V3 original, que llegó al mercado en un momento en que el diseño de los móviles se había vuelto predecible. Nuevamente a la vanguardia, este aparato, popular por su diseño en forma de concha y su ligereza, sigue siendo hoy en día una pieza de tecnología icónica en todo el mundo. Su oferta para los consumidores era innegable, ofreciendo portabilidad sin por ello sacrificar las funcionalidades de la pantalla de un smartphone de tamaño normal.

También está detrás de innovaciones como la banda para el cuello -un dispositivo wearable 5G que redefine el papel del smartphone al permitir a los usuarios visualizar contenidos en pantallas más inmersivas- o más recientemente, el smartphone enrollable. La marca ha estado -y está- decidida a democratizar la tecnología 5G, llevando velocidades 5G ultrarrápidas a la gama media a través de su familia moto g.

Además, uno de los pilares de su innovación es Motorola 312 Labs. Creado en dos mil veintiuno, es un grupo de innovación dentro de la organización de producto de la marca, compuesto por expertos globales en investigación, diseño e ingeniería, centrada en el desarrollo de productos pioneros. Ésta es una parte importante dentro de su apuesta por la innovación, ya que se encarga de poner a prueba lo que hoy se entiende por “telefonía móvil” y cómo funciona para seguir evolucionando.

Motorola ha recorrido un largo camino con múltiples innovaciones desde aquel primer lanzamiento. Su espíritu pionero ha demostrado ser una parte fundamental del progreso de la industria tal y como es hoy en día, y para celebrar el cincuenta aniversario ha preparado una ilustración con los cincuenta dispositivos más icónicos de la compañía, con la ayuda del ilustrador argentino Costhanzo. Thanks a lot, Moto!



bottom of page